24 Agosto 2018 Como escoger el color ideal para tu hogar

 
 

¿Sabes porque encontramos más atractivo un lugar a otro? ¿Un producto sobre otro? Si, se llama psicología del color. En cualquier lugar siempre responderemos al color, pero a menudo subestimamos su importancia ya que es importante en nuestra casa, para nosotros y para los lugares donde trabajamos.

 

Empieza por algo pequeño

Si no estás muy seguro como empezar con el color, experimenta con un espacio pequeño, un pasillo o un área pequeña entre los cuartos. Si lo pintarás por ti mismo, escoge un área que pueda ser más rápida de hacer y puedas ver sus resultados más pronto, y cambiarlo si no fue muy de tu agrado. Ver este proceso será una aventura.

Para empezar, selecciona un color de alguna pieza de decoración, alguna alfombra, accesorio o algún mueble.

 

 

¿Cuál es tu estado de ánimo?

Cuando estés seleccionando un color considera como quieres sentirte en esa habitación, por ejemplo, en un dormitorio, te gustaría sentirte descansado, relajado e íntimo. Los colores neutros y cálidos usualmente crean una sensación de calma mientras que los colores más fuertes son más dramáticos.

O para un área de comida donde te gustaría sentirte sociable y estimulado, un espacio cálido, contrastante y algo de colores brillantes crean una atmosfera sociable; colores como Azul-Verde profundo con colores neutrales crean un ambiente más formal.

¿Cómo crear una atmosfera activa en un cuarto de niños? Hay que tener mucho cuidado de no sobre estimular con tonos muy intensos, es importante saber que colores muy brillantes también pueden provocar irritabilidad y poco descanso.

 

Pon atención a la iluminación

La razón por la cual las tiendas de pinturas tienen cajas de luz, es para ver la pintura bajo condiciones de luz de día.

-La luz de día natural siempre mostrará el color más real.

-La luz incandescente creará tonos más cálidos y amarillos.

-La luz fluorescente arroja tonos azules intensos.

Por lo tanto, un color fuerte puede ser demasiado brillante y abrumador cuando se usa en todas las paredes o junto a una ventana grande, pero puede ser efectivo cuando se usa como una pared de acento con luz indirecta.

 

Añadir profundidad con acabados decorativos

Transforma paredes planas y aburridas en espacios interesantes y personales con textura visual sutil o dramática y colores rotos. Los acabados de mineral / metal bruñido y los esmaltes de colores en capas agregan profundidad. Algunos ejemplos de metales suavemente reflectantes son mica, cobre, peltre, bronce y, por supuesto, plata envejecida y oro.

Juega esquemas monocromáticos

¿Piensas que un color es aburrido? Crea variaciones audaces o sutiles dentro de un grupo de colores con acabados de pintura contrastantes. Por ejemplo, use colores estrechamente relacionados, o intente con un solo color en diferentes acabados, para paredes y molduras en un espacio.

Para un color de acento, seleccione un color más cálido (más hacia rojos) o más frío (más hacia azules) para complementar su grupo de color principal. Para un ambiente más tranquilo, asegúrate de que tus colores no sean extremadamente brillantes. Blanco o un tinte grisáceo puede ser un acento llamativo cuando se usa como recorte con un grupo de color monocromático.

Hay muchas maneras de crear espacios únicos, diferentes y crear atmosferas adecuadas para cada habitación. Esperamos que estos tips puedan ayudarte en tu próxima remodelación.

 

¡Feliz Decoración!